viernes, febrero 23, 2024

El Congreso del Estado abrió sus puertas para escuchar a representantes de los pueblos originarios.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Lengua Materna, en Sesión Solemne el Congreso de Chihuahua con la presencia de los Poderes Ejecutivo y Judicial, cedió la máxima Tribuna del Estado a representantes de los pueblos originarios.

Ello, a fin de promover el multilingüismo y la diversidad cultural, mediante la iniciativa denominada “Las Lenguas Toman la Tribuna”, con la cual se brinda un espacio dentro de las sesiones para estimular el diálogo y como medida necesaria para el uso, la preservación, la revitalización y la promoción de las lenguas indígenas.

De esta manera, es que las y los integrantes de la 67 Legislatura de Chihuahua, escucharon las participaciones de Blanca Gregoria Rentería Galaviz, hablante Oóba, de Raquel Ángel García, quien dirigió su mensaje en chatino; de Francisca Santaneño Palomo, quien presentó su discurso en warijó; así como de Alma Leticia Rivas Chaparro y Oralia Carrillo Castro, quienes externaron su mensaje en ódami y rarámuri, respectivamente.

En su participación, la presentante del pueblo Ódami, Alma Leticia Rivas, mencionó que la participación de representantes de los pueblos y comunidades indígenas en esta Sesión Solemne, es con el objetivo de que no se pierda el idioma, y que todas las personas tengamos los mismos derechos, “no olviden que la igualdad es para todos, sin importar el idioma, la cultura o el color de piel”; “seguiremos luchando por nuestro idioma y nuestra cultura para que no se acabe”.

“Es tarea del Congreso garantizar los derechos lingüísticos de las personas que hablamos un idioma diferente al español, ya que actualmente no se respetan nuestros derechos en lugares como la salud, la justicia y tampoco vemos que se creen radios y medios para que podamos expresarnos”, agregó.

Blanca Gregoria Rentería, hablante de Oóba, señaló que lamentablemente su lengua está por desaparecer, por eso “es importante que rescatemos a las personas que hablamos en los municipios de Madera y Temósachic, que sean nido de lengua y que concienticemos a todos para que preserve y revitalice a nuestro pueblo”.

Por su parte, la representante de la comunidad Guarijó, Francisca Santaneño, refirió que el idioma no se conserva sólo por hablar de él, ni siquiera por describir su funcionamiento, para ello es necesario hablarlo, para que al hacerlo se escuche nuestra voz, y culminó su participación señalando que: “la vida es el idioma, y debe de continuar, sus hablantes son el corazón de la lengua; se debe de poner ese ingrediente para que los niños se enamoren de su propia cultura y se apropien de ella, para que se sientan parte de la comunidad, de la lengua, de pensar y soñar en ella, y así defenderla desde sus propias palabras, sembrarla, cosecharla, alimentarla, renovarla, enorgullecerla y enorgullecerse de ella”.

Oralia Carrillo Castro, de la comunidad de San Isidro del municipio de Urique, en su lengua materna el rarámuri, pidió a las y los diputados promover y apoyar más proyectos dirigidos a la sensibilidad o integración de las y los hablantes de idiomas, ya que los integrantes de los pueblos y comunidades buscamos superarnos.

Raquel Ángel García, del pueblo chatino, resaltó que en todo México no se habla solo español, aquí en este momento se habla chatino, rarámuri, od’ame, warijó y allá afuera muchas lenguas más. “A través de nuestro idioma conocimos un mundo diferente al de ustedes, aprendimos a comunicarnos con nuestro entorno; sabemos sus palabras y sabemos nuestras palabras, conocemos su forma de ver y mirar el mundo, y sabemos las nuestras, pero aun así nos refieren ignorantes”.

Agregó que los pueblos originarios no necesitan programas asistencialistas, lo mejor que pueden hacer es ofrecer programas de autoempleo, programas autosustentables, y el despojarles de sus tierras, ni de sus creaciones.

Luego de dar la palabra a las representantes de los pueblos originarios, hizo uso de la Tribuna la Licenciada Rebeca Alejandra Enríquez Gutiérrez, Secretaria de Cultura, en representación de la Gobernadora del Estado, quien resaltó que hoy más que nunca es necesario generar las condiciones para proteger a los hablantes de las lenguas maternas y asegurarnos que hablarlas sea motivo de orgullo y no de discriminación o exclusión.

“Trabajemos juntos para preservar las lenguas originarias. Este es un llamado a que realicemos acuerdos y leyes que garanticen los derechos lingüísticos y culturales de las y los hablantes. “Como servidores públicos estamos obligados a valorar el uso de las lenguas y generar condiciones para dignificar también la educación de las comunidades indígenas en nuestro estado”, culminó.

Cabe destacar que en este acto Solemne además de las personas mencionadas, estuvieron presentes Hebe Mónica Morales Reyes, Directora del Centro de Personas Traductoras e Intérpretes, en representación de la Magistrada Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, así como, el Secretario de Pueblos y Comunidades Indígenas, Enrique Rascón Carrillo; el Mayor Óscar Cuevas Carrasco, quien acudió en representación del Comandante de la 5ª Zona Militar; Nestor Armendáriz Loya, Presidente de la CEDH; la regidora del ayuntamiento de Camargo, Serafina Bustillos y su homónima del ayuntamiento de Parral, Aurelia Reyes; asimismo, la Primera Gobernadora de la etnia Tarahumara, Celia Medina.

Advertismentspot_img

RELEVANTES