sábado, marzo 2, 2024

Permanecen 170 personas en el campamento para migrantes instalado por el Gobierno Municipal

En un esfuerzo por brindar alojamiento y protección a los migrantes que se encontraban alrededor de la Presidencia Municipal, el Gobierno Municipal instaló un campamento temporal donde permanecen 170 personas en situación de movilidad de las 243 admitidas inicialmente.

Esta disminución en el número de residentes se debe a que muchos de ellos han logrado obtener su cita con las autoridades de los Estados Unidos, avanzando así en su proceso migratorio.Santiago González Reyes, titular de la Dirección de Derechos Humanos del municipio, explicó que el campamento está actualmente cerrado a nuevos ingresos y se dedica exclusivamente a proporcionar alojamiento a aquellos migrantes que fueron retirados de los alrededores de la Presidencia Municipal.

Indicó que se establecerá un monitoreo de todos los residentes del campamento para conocer el estado de sus casos a través de la aplicación CBP One, lo que permitirá tener una idea aproximada de cuándo podría cerrarse este lugar.

El campamento, ubicado en la calle Moctezuma y David Herrera Jordán, cuenta con dos “galerones” que ofrecen refugio a las familias migrantes.

Además de un techo sobre sus cabezas, se han proporcionado colchonetas, agua, sanitarios, aire acondicionado y alimentación completa, asegurando así servicios básicos fundamentales para el bienestar de los residentes durante su estancia.

La mayoría de las personas que fueron trasladadas a este campamento proceden de Venezuela, aunque también hay migrantes de países como Colombia, Ecuador, El Salvador y Honduras.

Este diverso grupo de individuos ha encontrado un lugar temporal donde recibir apoyo y protección mientras esperan avanzar en su proceso migratorio.

El defensor de derechos humanos dijo que para aquellos migrantes que recientemente están llegando a la ciudad, se han establecido una red de albergues atendidos por distintas instituciones y organizaciones religiosas, así como el Kiki Romero, gestionado por el Gobierno Municipal, y el Centro Integrador para Migrantes “Leona Vicario”, bajo la responsabilidad del Gobierno Federal.

González Reyes dijo que estas instituciones se encargan de brindar atención y servicios a los recién llegados, asegurando que sus necesidades básicas sean cubiertas.

Advertismentspot_img

RELEVANTES